/Hetaira: Premio Triángulo Activista

Hetaira: Premio Triángulo Activista

[Fusion_builder_container hundred_percent = “no” equal_height_columns = “no” menu_anchor = “” hide_on_mobile = “pequeña visibilidad, a medio de visibilidad, de gran visibilidad” class = “” id = “” background_color = “” background_image = “” background_position =” centro centro “background_repeat = “no-repetición” fade = “no” background_parallax = “ninguna” enable_mobile = “no” parallax_speed = “0.3” video_mp4 = “” video_webm = “” video_ogv = “” video_url = “” video_aspect_ratio =” 16 : 9″ video_loop = “yes” video_mute = “yes” video_preview_image = “” border_size = “” border_color = “” border_style = margin_top “sólido” = “” margin_bottom = “” padding_top = “” padding_right = “” padding_bottom = “” padding_left = “”]

Gracias, muchísimas gracias a COGAM por el reconocimiento a nuestro trabajo en defensa de los derechos de las prostitutas. Nos encanta, además, que sea el Premio Triángulo Activista, porque eso es lo que somos, lo que mejor nos define: activistas.

Fuimos premiadas hace años por el Gobierno vasco con el René Cassin 2013 por la defensa de los derechos humanos y tenemos un Goya en nuestro local, el que recibió Manu Chao por su canción Me llaman calle, para la película Princesas, de Fernando León de Aranoa y que recogimos en su nombre. Así que ahora podemos decir que estamos igual de empobrecidas que siempre y con un proyecto que se tambalea económicamente mes a mes, pero con una vitrina transparente y 3 premios.

Aunque nuestro mejor premio sigue siendo el estar al lado de las prostitutas, mujeres de las que aprendemos cada día y que nos recuerdan por qué es importante que continuemos trabajando, por qué es importante no tirar la toalla a pesar de la hostilidad e incomprensiones que, a menudo, soportamos. Tenemos ejemplos muy recientes, el abandono de la Comunidad de Madrid ante la prevención del VIH y el cuidado de la salud sexual, que nos lo pone más difícil para seguir trabajando, o la edición de la guía de recursos para periodistas del Ayuntamiento de Madrid para el tratamiento de la prostitución, que no solo no nos representa sino que tergiversa lo que somos.

Escribía Miguel Hernández: “Una gota de pura valentía vale más que un océano cobarde” y esto es lo que venimos a pedirles esta tarde, una gota, tan sólo una gota de valentía. Una gota de valentía para poner en marcha políticas públicas no discriminatorias hacia las personas que -en algún momento de sus vidas y por los motivos que fuera- decidieron ejercer la prostitución. Y de discriminación sabemos algo las personas LGTBQI. Porque apostamos por una sociedad donde nadie se quede atrás, sin derechos. Celebramos el orgullo LGTBQI y el orgullo no puede olvidarse de las trabajadoras del sexo trans.

Este premio no es sólo para las hetairas, lo recogemos en nombre de todas las personas y organizaciones que defienden los derechos de las prostitutas en todo el país, pero sobre todo es un premio para las chicas de la calle. Es vuestro, chicas, y como es vuestro, además de pasear el premio por las esquinas, calles y polígonos, deseamos pasaros el micro, porque para eso nacimos, para dar voz a las protagonistas.

Les presento a Marcela, de la Agrupación Feminista de Trabajadoras del Sexo (AFEMTRAS) del Polígono de Villaverde en Madrid.

¡Buenas tardes!:

Esta tarde, nuestra rebeldía viene cargada de felicidad. No podía ser de otra manera. Agradecemos a COGAM que otorgue este justo premio a Hetaira. Las trabajadoras del sexo se lo reconocemos también y agradecemos a todas sus activistas su labor por atender las necesidades reales de las prostitutas.

Nosotras, esas ciudadanas -cuyos cuerpos insumisos y con voces que declaran no ser ni víctimas, ni esclavas, sino tra•ba•ja•do•ras- seguimos aquí, sin derechos; pero vamos a continuar dando la batalla. Nadie dijo que esto fuera fácil.

Seguiremos luchando contra el estigma que recae sobre nosotras y que afecta a nuestras condiciones laborales y a nuestras vidas. Porque, insistimos, no necesitamos paternalismos ni tutelajes sino solidaridad, al fin y al cabo el feminismo es exactamente eso: solidaridad entre mujeres.

Querida Manuela Carmena, que pena que no te encuentres en esta sala. Nos han tenido que premiar para venir hasta tu casa. Nos hubiera gustado decirte que llevamos meses esperando a tener una reunión contigo. “Pasado el verano”, nos dijeronM; el verano de 2016!!! Sabemos que gobernar no es fácil y siempre hay asuntos y tareas sumamente importantes; pero también sabemos que eres una persona dialogante, que escuchas. Cuando quieras, te contaremos, de primera mano, cuál es nuestra delicada situación. Somos vecinas de la ciudad de Madrid y merecemos, como el resto de vecinas, tener derechos, no vivir discriminadas.

¡Que viva la lucha de las prostitutas!
[/ Fusion_text] [/ fusion_builder_column] [/ fusion_builder_row] [/ fusion_builder_container]
2017-07-22T09:11:31+00:00