Home/Entradas/Publicaciones/Comunicados de Prensa/Por la convivencia ciudadana.Negociación YA

Por la convivencia ciudadana.Negociación YA

Desde hace ya varios meses, la situación en la calle Montera se ha vuelto insostenible, tanto para las trabajadoras del sexo de la zona como para el vecindario y los comerciantes.
Las continuas agresiones de las que somos objeto por parte de un sector de vecinos, así como el incremento del control policial hacen que nuestro trabajo se desarrolle en condiciones cada vez más indignas. Las continuas humillaciones que tenemos que sufrir degradan tanto la convivencia ciudadana como la calidad de nuestro trabajo. El bajón en la clientela, las prisas en la negociación, el miedo y la alerta permanente frente a las agresiones hacen que las condiciones de trabajo se nos compliquen enormemente.

Somos conscientes de las frustraciones de vecinos y comerciantes que ven como la zona se va degradando con el paso del tiempo. El tráfico, las obras, las fincas que reclaman a gritos una rehabilitación, la suciedad y, en general, la dejadez del Ayuntamiento en relación a los problemas más acuciantes está haciendo de la Zona Centro un lugar de difícil convivencia.

Ante esta situación, las prostitutas nos negamos a convertirnos en el “chivo expiatorio” de las diversas frustraciones acumuladas. Nosotras no somos las responsables de los males que sufre la Zona Centro. La responsabilidad fundamental es del equipo de Gobierno municipal que se ha negado sistemáticamente a escuchar, tanto las reivindicaciones del vecindario, como las nuestras.

Lo único que el Ayuntamiento ha hecho por nosotras ha sido mandarnos a la Policía o, en el mejor de los casos, “meter la cabeza debajo del ala”, dando la callada por respuesta y negándose sistemáticamente a negociar con nosotras: nunca ha acudido a las diferentes convocatorias que se le han hecho desde el Foro municipal creado expresamente para tratar los asuntos relacionados con la prostitución.

Nosotras queremos y tenemos derecho a trabajar tranquilas y en unas condiciones dignas, sin tener que aguantar permanentemente el acoso y las humillaciones de un sector de la población. Nuestro trabajo debe considerarse tan digno como cualquier otro de los que se desarrollan en la zona. Captar a la clientela en la calle no tiene porqué despertar las suspicacias del vecindario, siempre que lo hagamos como al principio, de manera discreta y no a “bombo y platillo” con la expectación que se ha creado en los últimos tiempos.

Pensamos que el espacio público debe ser negociado en pie de igualdad por todos los sectores en conflicto y el Ayuntamiento tiene el deber de facilitarlo. La única vía para encontrar la manera de convivir pacíficamente todos en el barrio es que nos sentemos a hablar vecinos, comerciantes y las trabajadoras del sexo que ejercemos en la zona.

Para exigir al Ayuntamiento que favorezca la negociación entre las partes y que mejore las condiciones  de vida y de trabajo de la zona os invitamos a la manifestación que haremos el martes 19 de febrero a las 7 de la tarde en calle de Montera, desde la Red San Luis hasta la Puerta del Sol.

Madrid, 14 de febrero de 2002

febrero, 2002 |Categories: Comunicados de Prensa|